Política

Los intereses del Rey de España en Arabia Saudí

A raíz de la convocatoria de la manifestación de sábado, la CUP ha puesto encima la mesa las relaciones del rey Felipe VI y del estado español con Arabia Saudí, considerado uno de los regímenes que financia Estado Islámico o, cuando menos, contribuye a la difusión de la ideología extremista de que se nutre. Y es Sido Islámico quién reivindicó los atentados de Barcelona y Cambrils.

‘Sabemos perfectamente que la cuna del fanatismo religioso islámico es Arabia Saudí y sus aliados del golfo Pérsico’, decía el filólogo, escritor y traductor iraquí asirio Pius Alibek. ‘Y sabemos que no tan sólo es la cuna, sino también la mina de oro. Una fuente de financiación. Y esto pasa a la luz pública en Siria. Todo el mundo estaba de acuerdo al principio que Arabia Saudí y Catar ayudaran al-Nusra, una organización gihadista subvencionada y armada por poderes occidentales por medio de sus aliados en la zona.’

Exportación de armas españolas en Arabia Saudí

Arabia Saudí es la principal financiadora de la difusión del wahhabisme, una corriente política y religioso que hace una lectura fundamentalista del islam, de carácter totalitario, que es la base ideológica del Estado Islámico. Y son el dinero de Arabia Saudí que ayudan a financiar mezquitas y escuelas coránicas por todas partes que hagan difusión. Por ejemplo, según este informe reciente del think tank The Henry Jackson Society, la financiación en el extranjero del extremismo proviene de instituciones y fundaciones vinculados con gobiernos del golfo Pérsico: ‘Sobre todo está Arabia Saudí, que desde los años sesenta ha llevado a cabo un proyecto multimillonario para exportar el islam wahhabita por todo el mundo islámico, incluidas las comunidades musulmanas de occidente.’

Entonces, por qué el estado español mantiene tan buenas relaciones con estos dos estados?, se pedía Jordi Martí Font, blocaire de +VilaWeb y regidor de la CUP en Tarragona. Una parte de la respuesta rae en las relaciones comerciales entre ambos estados, que incluyen la venta de armas españolas al régimen saudí. El año pasado, España vendió armas por valor de 116 millones de euros, de los cuales la mayoría fueron a parar al ejército saudí. Así consta en el informe ‘Estatísticas españolas de exportación de material de defensa‘ del gobierno español, hecho público este mes de mayo pasado. Sólo entre el 2014 y el 2016 las ventas de armas españolas en Arabia Saudí ha subido a 900 millones de euros. Unas armas que Amnistía Internacional ha denunciado que son utilizadas en guerras como la del Yemen, donde ha habido numerosas denuncias de violación del derecho internacional por los ataques contra población civil.

Y el papel de la monarquía española, con Juan Carlos, primero, y Felipe VI ahora ha sido fundamental para el mantenimiento de estas relaciones. A comienzo de año, el actual rey español visitó Riad en un viaje que se había aplazado dos veces en medio de la polémica por la represión de disidentes políticos y la vulneración de derechos humanos. Fue una visita para fortalecer unas relaciones entre ambas monarquías que empezó su padre y que acabó con la concesión a Felipe VI de la máxima condecoración de Arabia Saudí.

control (Author)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *