Guerras

EE.UU. lanza la madre de todas las bombas

Parece que Donald Trump, presidente de Estados Unidos (EE.UU), cumple la consigna que pronunció durante su candidatura a la Casa Blanca: “Destruiré al Estado Islámico (EI) a fuerza de bombas”. Estados Unidos se hizo de todos los encabezados del mundo, luego de que el Jueves Santo (para el cristianismo) el ejército lanzara la bomba no nuclear más potente que tiene sobre una supuesta base de operaciones de ISIS en Afganistán, todo esto bajo el pretexto de la muerte de un soldado suyo en el país asiático.

La GBU-43/B fue lanzada en el distrito Achin, de la región de Nangarhar, cerca de Pakistán. Su objetivo fue un presunto complejo de túneles que; según Adam Stump portavoz del Pentágono, el Estado Islámico usaba para ejecutar operaciones de guerra. Stump informó que el ataque se hizo para disminuir el riesgo que corren las fuerzas estadounidenses y afganas, mientras se realizan jornadas de limpieza en el área, además el portavoz del Pentágono aseguró que este ataque significó una pérdida considerable de combatientes e infraestructura para el Estado Islámico.

¿Cómo es la bomba MOAB?

La bomba GBU-43, mejor conocida como MOAB cuyas siglas significan Massive Ordnance Air Blast, es denominada Mother of All Bombs que se traduce al español como Madre de todas las bombas, y esto se debe a su potencial destructor.

La Madre de todas las bombas contiene 10 toneladas de explosivos y tiene un radio de daño de 150 metros. Esta bomba fue desarrollada en el año 2003, durante la Guerra de Irak, pero nunca había sido utilizada en combate hasta ahora. La bomba no contiene material nuclear, por esta razón el impacto medio ambiental no es tan desastroso, pero de igual manera causa un daño irreparable en la naturaleza. Ojalá pronto se pueda llegar a un acuerdo pacífico en lugar de esta escalada de violencia que no beneficia a nadie.

control (Author)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *